24 dic. 2014

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

 
 
 
Estimadas amigas y amigos, hermanos y hermanas. Hoy la Iglesia nos invita a celebrar la segunda solemnidad más importante del año, la Navidad. Zacarías, esposo de Isabel, canta de gozo diciendo «Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz» (San Lucas 1, 78-79) ¡¡¡ Es la fiesta de la cercanía de Dios, de su pobreza y humildad, de su ternura, de su misericordia!!!
 
Que el Dios humilde y pobre, cercano y tierno. Nos haga capaces de ser también nosotros humildes, para poder captar su presencia sencilla en medio de las vicisitudes de cada día. En la presencia humilde de los sacramentos y de su palabra amorosa que nos habla siempre. Que él nos haga capaces de ser pobres, para nutrirnos en primer lugar de aquello que es esencial en la vida, para que no caigamos en la trampa de pensar que nuestra riqueza está en lo secundario. Para que no busquemos acumular "riquezas" que hinchan el egoísmo narcisista, la adicción a la vanagloria, el poder despótico e idolátrico. Que nos conceda ser cercanos a los otros, pero no por conveniencias utilitaristas, sino por el amor cristiano que nos hace ver en el otro al prójimo, al hermano; pues sólo así podremos tener la empatía, ese saber ubicarnos en la situación del otro, para poder ayudarle, guiarle, apoyarle. Por último, que nos ayude a ser tiernos, es decir, llenos de amabilidad, cariño, pureza y sencillez, para que expresemos el amor a los nuestros familiares, amigos y a nuestros prójimos. Para que no sintamos vergüenza de amar como Dios nos ama.
 
Para terminar, unas hermosas palabras del papa Francisco, que nos invitan, a que como cristianos que somos, seamos también nosotros “navidad”. Interioricemos e intentemos hacer vida esto y veremos que no son consejos vacuos ni meras palabras simbólicas.

«Navidad eres tú, cuando naces nuevamente cada día dejando entrar a Dios en tu corazón».
  «El pino navideño eres tú, cuando resistes vigoroso los vientos provocados por las dificultades de la vida».
«Eres los adornos de Navidad cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida».
«Eres la campana, cuando llamas, congregas y unes».
  «Eres los ángeles de Dios cuando cantas al mundo mensajes de paz,
 justicia, solidaridad y amor».
«Eres la música navideña cuando conquistas la armonía».
«Eres el regalo de Navidad, cuando eres realmente amigo y hermano de todo ser humano».
  «Eres la luz de Navidad cuando iluminas con tu ejemplo de bondad, alegría, paciencia y generosidad, el camino de los demás».
«Eres los Reyes Magos cuando das a otros lo mejor de ti».
«Eres la cena de Navidad cuando sacias de pan y esperanza al necesitado».
«Eres la tarjeta navideña, cuando la conciencia y el bien, están escritos en tus manos».
«Y eres la estrella de Belén, cuando conduces a alguien al encuentro del Señor».
 
¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD, HOY ES NOCHE BUENA, NOCHE SANTA!!!

Les dejo también en este día especial,  estas tres recomendaciones musicales: una más juvenil y moderna; otra que es ya un clásico de estas fiestas en la que se nos invita a acercarnos al Dios que se hace cercano por su nacimiento, y en tercer lugar, un villancico pletórico de alegría por el nacimiento de nuestro Señor. ¡Disfrutémoslos, cantémoslos, interioricémoslos . Todo para calentar "motores interiores".
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido o Bienvenida a Gaudiumlux.Tus comentarios nos enriquecen.Déjanos aquí tu opinión. Gracias